renovacion del aire
"LA IMPORTANCIA DE LA RENOVACIÓN DEL AIRE EN OFICINAS Y VIVIENDAS"

Los niveles de contaminación en el ambiente determinan si el aire que respiramos es, o no, de calidad. Sin embargo, está en nuestra mano mantener la renovación del aire constante para mejorar la calidad del aire de nuestro entorno.

Los niños, los ancianos, las embarazadas, los asmáticos y las personas con insuficiencias respiratorias son los más vulnerables ante la contaminación del aire.

Muchas de las dolencias comunes que sufrimos a diario están relacionadas con el aire que se respira.

Esto se debe a que, al airear de forma insuficiente, se genera la proliferación de bacterias, ácaros de polvo y humedades, entre otros.

Por otro lado, existen diferentes formas de renovar el aire de una estancia o local: mediante ventilación mecánica, natural e híbrida (recogidas en el CTE). Al aplicarlas, debemos asegurarnos que estamos cumpliendo con la normativa vigente sobre la Calidad del Aire.

Como profundizaremos en esta publicación, estos son los principales motivos por los que es tan importante realizar renovaciones de aire constantes.

Renovación del aire: ¿Qué es?

La renovación de aire es el proceso a través del cual reemplazamos gradualmente el aire viciado, o contaminado, de una estancia por aire nuevo y fresco.

Airear no es sólo importante por el confort, también por motivos de salubridad.

Mediante este sistema se controla el calor, la toxicidad del ambiente y el potencial explosivo de algunos ambientes. Se garantiza, así, la salud de los individuos que se encuentran en este espacio.

Hemos de tener en cuenta que renovar el aire y “ventilar” no son exactamente los mismos conceptos. Para conseguir una renovación eficaz del aire sería necesaria la ventilación cruzada.

Mediante la renovación del aire se consigue reducir los niveles de CO2 (dióxido de carbono).

Esto consiste, desde el punto de vista de la renovación del aire de forma natural, en abrir puertas y ventanas opuestas, para que el aire fluya atravesando el espacio.

renovacion del aire

NORMATIVA REGULADORA

La renovación del aire está regulada, principalmente, en dos normativas vigentes: el Código Técnico de la Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE).

RENOVACIÓN DEL AIRE – CTE

Se establecen las reglas y procedimientos para cumplir con las exigencias básicas de salubridad. Se busca reducir hasta cierto nivel el riesgo al que los usuarios, dentro de edificios, se ven expuestos.

Según la Exigencia Básica HS 3, sobre la calidad del aire interior, se expone que los edificios deberán contar con medios para poder ventilarse adecuadamente. Eliminando, así, los contaminantes a los que se exponen en este tipo de entorno.

Esto aplica en edificios de viviendas (o cualquier otro uso), su interior, los almacenes de residuos, trasteros, aparcamientos y garajes.

Este Código recoge los niveles de CO2 que pueden llegar a acumularse en un establecimiento sin afectar a la salubridad. También se establece el diseño que deben tener los espacios para que la renovación del aire se haga de forma adecuada.

RENOVACIÓN DEL AIRE – RITE

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) nace para definir exigencias más estrictas según la ubicación del establecimiento y su actividad.

Las mayores exigencias se centran en:

  • Mejorar el rendimiento energético de los dispositivos climáticos y de renovación del aire.
  • Mejorar el aislamiento y las condiciones de los fluidos térmicos.
  • Mejorar la regulación y el control que se realiza sobre los locales climatizados.
  • Fomentar el uso de energías renovables.
  • Incorporar sistemas de recuperación de energía y el aprovechamiento de energías residuales.

En el caso de la calidad del aire, se establece la necesidad de instalar filtros y ventiladores que garanticen que se encuentran dentro de unos parámetros determinados.

 

renovacion del aire

RENOVACIÓN DEL AIRE: BENEFICIOS

Como hemos visto, la tecnología nos permite disponer de equipos que higienizan el aire en espacios cerrados. Lo liberan de ácaros, virus, bacterias y partículas nocivas suspendidas en el aire.

RENOVACIÓN DEL AIRE Y CALIDAD DEL AIRE RESPIRADO

La renovación del aire tiene por objeto barrer, o diluir, los contaminantes aéreos para mejorar la calidad del aire.

En el RITE se indica el método olfativo como el referente válido para definir la calidad del aire. Este proceso es discutible, pues se basa en apreciaciones subjetivas, pero es la única referencia al respecto que encontramos.

En cambio, sí que se pueden definir los niveles de contaminación del aire que existen en función de unas determinadas variables:

  • El número de personas que se encuentran en la estancia y si son, o no, fumadoras.
  • La frecuencia de limpieza
  • El volumen del espacio
  • El grado de actividad
  • La calidad del aire exterior
  • Las emisiones de los materiales y el mobiliario que se encuentran

Por lo tanto, la renovación idónea es aquella que se adapta al nivel de contaminación que existe en cada momento.

RENOVACIÓN DEL AIRE Y MEJORA DE LA SALUD

La renovación del aire repercute directamente en nuestra salud.

Como hemos visto anteriormente, al cambiar el aire de las estancias acabamos con sustancias nocivas para la salud y con elementos contaminantes. Evitamos, así, provocar problemas respiratorios, cefaleas o la proliferación de alergias.

RENOVACIÓN DEL AIRE Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

La renovación del aire puede estar asociada con un consumo elevado de energía. Pero existen múltiples sistemas que buscan minimizar el gasto de energía del sistema de ventilación.

Las características técnicas y cualitativas del sistema de ventilación que utilicemos, marcarán el nivel de ahorro energético conseguido.

Un menor caudal, la recuperación de energía del aire extraído, utilizar motores de bajo consumo eléctrico o efectuar una buena instalación, son pautas que podemos emplear.

renovacion del aire

 

VENTILACIÓN SEGÚN LA INSTALACIÓN

Al igual que en el CTE, vamos a hacer un análisis concreto de las necesidades y beneficios de la ventilación según el uso del espacio.

Hogares: Renueva el aire

En el caso de las viviendas se presta especial atención a la circulación del aire en función de si está seco o húmedo.

En espacio como el aseo o la cocina, se recomienda la instalación de extractores. Mientras que en el resto de las estancias se puede realizar la renovación del aire de forma natural.

Escuelas: Un aire nuevo

Como establecimos al principio del blog, los niños se encuentran dentro de los grupos especialmente sensibles a la calidad del aire.

El RITE exige sistemas de ventilación con caudales de ventilación que se adapten a la ocupación del aula. Estos permiten hasta un ahorro del treinta y cinco por ciento.

Locales comerciales: Cambia la ventilación

En este caso, la OMS hace hincapié en la importancia que tiene un correcto sistema de ventilación sobre la salud y la productividad de los empleados.

Al ser espacios muy amplios, entra en conflicto la calidad y la eficiencia energética. Por eso se recomienda el uso de tecnologías de monitorización, capaces de conseguir un aire de calidad con bajos costes operativos.

Hospitales: El aire es salud

Al ser un entorno delicado, se exige un especial cuidado en el tratamiento del aire. Se deben instalar sistemas de filtros frente a la aparición de infecciones.

Según los beneficios que hemos visto anteriormente, primarían la Salud y la Calidad del Aire.

En PHS Serkonten, nos encargamos de todo tipo de servicios higiénicos necesarios para mejorar la salubridad de los espacios. Navega por nuestra web y descubre todo lo que podemos hacer por mejorar la calidad del aire que respiras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *