métodos de desinfección
"10 métodos de desinfección y esterilización que debes conocer"

Conocer los métodos de desinfección y esterilización más eficaces es fundamental para eliminar los hongos y las bacterias de tu oficina, vivienda o local comercial. En este post encontrarás toda la información necesaria sobre el tema, así que prepara papel y boli 😉

Tienes que tener en cuenta que los baños y las cocinas son los lugares más apetecibles para los microorganismos. Esto se debe a la humedad, el vapor y el calor que desprenden ambos. Además, las cocinas tienen la particularidad de que en ella se manipulan alimentos.

¿Quieres desinfectar o esterilizar y no sabes cómo empezar? No te preocupes, a continuación vas a conocer todas las claves para realizar una desinfección y esterilización adecuada. ¿Estás preparado? ¡Sabemos que sí!

Diferencia entre desinfección y esterilización

La desinfección y la esterilización tienden a confundirse, pero hay una diferencia clara entre ellas. Los métodos de desinfección, pese a ser muy eficaces, no eliminan todos los microorganismos. La esterilización, en cambio, sí consigue acabar con ellos de una forma radical. ¿Qué es lo que genera esta diferencia? El tratamiento, la temperatura y el tiempo de exposición.

La clave es que la desinfección acaba con la mayoría de las bacterias, pero no con las esporas de algunas de ellas. Estas células protegen a las bacterias de las altas temperaturas, la humedad y los ataques externos. Además, les permiten volver a reproducirse.

Como comentamos, la esterilización sí logra acabar definitivamente con todas ellas. La posibilidad de encontrar una viva después de un proceso de esterilización, según los expertos, es de una entre un millón. De todos modos, hay que tener en cuenta que ambas son compatibles. De hecho, lo ideal es primero desinfectar y posteriormente esterilizar.

En la misma línea, tanto para esterilizar como para desinfectar, es fundamental realizar primero una limpieza en profundidad que elimine los restos de suciedad y permita su aplicación en las mejores condiciones posibles. Ahora sí, vamos a conocer los mejores métodos de desinfección y esterilización.

Métodos de esterilización

Es el modo de destrucción de microbios más eficaz y, por tanto, el que ofrece un mayor nivel de protección. Por ello, es especialmente recomendable para escenarios en los que se exija o se requiera una limpieza total.

Métodos de desinfección

Por ejemplo, en las clínicas y hospitales es fundamental que los materiales de trabajo estén en un estado ideal, por ello en este caso se suele evitar riesgos y optar por la esterilización. En las salas puede bastar con métodos de desinfección, pero los objetos deben tratarse con esterilización.

Los procedimientos de esterilización puedes ser de dos tipos: físicos y químicos. ¿Quieres conocer sus particularidades? ¡Allá vamos!

Métodos físicos de esterilización

Estos métodos son muy eficaces y más económicos que los químicos. A continuación, vamos a repasar los más populares:

Calor seco

Este proceso térmico quema los microorganismos. Para entendernos, se parece bastante a hornear. Hay distintas formas de ponerlo en práctica, pero las más comunes son: incineración, flameado (exposición del objeto a una llama) y horno pasteur. Este último se basa en la oxidación y necesita estar a 160ºC para ser eficaz.

En esta línea, hay que tener en cuenta que el método de calor seco requiere de temperaturas más elevadas que el calor húmedo que analizaremos a continuación. Además, el proceso de exposición para lograr la esterilización debe ser más largo.

Esta opción es muy interesante porque provoca en los microorganismos procesos oxidantes y de desorganización que son completamente irreversibles. En cuanto a la conservación de los instrumentos o materiales, solo los metálicos pueden verse afectados negativamente por este proceso.

Calor húmedo

Métodos de desinfección

El calor húmedo acaba con los microorganismos por desnaturalización y coagulación de las proteínas. Existen varios procedimientos, pero el más habitual es el vapor a presión.

La esterilización por vapor a presión se aplica en un autoclave. Es sin duda el método más eficaz, de hecho su efectividad es del 100%. Este tratamiento logra aumentar la temperatura en un tiempo récord y penetrar hasta acabar con los microorganismos. Además, tiene la ventaja de que no deja residuos tóxicos en los materiales.

El proceso se basa en la generación de vapor en una cámara de agua. Aquí hay que tener en cuenta la presión, la duración y evidentemente la temperatura. Los procesos deben durar de 4 a 30 minutos y estar entre los 121 y 134 grados.

Otro método de esterilización es la tindalización. Consiste en calentar el objeto de forma intermitente durante 30 minutos a temperaturas que oscilan entre los 56 y los 100 grados. De este modo, se garantiza la eliminación de las bacterias. Durante los intervalos se deben mantener a temperatura ambiente.

Métodos de esterilización química

Estos métodos utilizan sustancias letales para los microorganismos. Los procesos de esterilización más habituales son los siguientes:

Peróxido de hidrógeno

Este método utiliza una tecnología de plasma de gas que no requiere ni grandes temperaturas ni una aireación posterior. Debe durar 55 minutos para que el material quede libre de residuos tóxicos. Eso sí, es imprescindible que este seco antes de introducirlo en la cámara.

Esterilización con glutaraldehído

Se basa en una solución alcalina al 2% en la que se debe introducir el material. Es muy efectivo en vidrio, goma y plástico. Se recomienda lavar después con agua hervida debido a que tiene componentes tóxicos.

Óxido de etileno

Este gas inflamable es muy utilizado en productos e instrumentos hospitalarios y farmacéuticos. Es un proceso muy lento, pero con grandes resultados. Su éxito se basa en penetrar en materiales sensibles al calor que sean porosos o de difícil accesibilidad. Suele realizarse entre 25 y 60 grados y hay que tener en cuenta que es tóxico y puede ser peligroso. Por ello, conviene tomar precauciones y ser utilizado exclusivamente por profesionales.

Métodos de desinfección

Los métodos de desinfección pese a no eliminar las esporas bacterianas, son muy eficaces para combatir a estos microorganismos. Estos son algunos de los más utilizados, seguro que muchos te suenan:

Limpieza

Limpiar regularmente es el método de desinfección más simple. Si lo haces correctamente, las bacterias no se reproducirán y estarás a salvo de enfermedades. Con este fin, es conveniente utilizar artículos de limpieza adecuados como son el vinagre o el bicarbonato con limón. Además, te recomendamos seguir los siguientes trucos.

Luz natural

Métodos de desinfección.

Sí, puede parecer extraño pero este método de desinfección gratuito y natural es muy eficaz. Abre ventanas y permite que el calor haga efecto.

Alcohol

Por todos es conocido el importante método de desinfección que es el alcohol. Este logra la ruptura de membranas logrando dejar inactivos los microorganismos. ¿Nunca lo has esparcido por una herida con mala pinta? Seguro que sí.

Radiaciones ultravioletas

Es utilizada fundamentalmente para eliminar las bacterias del agua y mantenerla pura. Es interesante porque está exenta de productos químicos, pero tiene una penetración muy baja. Si tienes una piscina, apunta este tratamiento de desinfección del agua 😊

Desinfección por calor o pasteurización

En este método de desinfección se deben sumergir los materiales en el agua a una temperatura inferior al punto de ebullición durante un cuarto de hora. Posteriormente se debe secar.

Este tratamiento térmico es muy utilizado en la limpieza alimentaria. De hecho, es una técnica de conservación que se lleva a cabo desde la antigüedad.

Métodos de desinfección

El uso de este desinfectante permite eliminar las bacterias, levaduras o moho de los alimentos y, complementado con otros métodos como la refrigeración, alargar la vida de estos. De hecho, este método de desinfección ha sido fundamental en la importación y exportación al extranjero. Los productos a los que más se les aplica este método de desinfección son la leche, la cerveza y los frascos con mermeladas o frutas en almíbar.

Esperamos que te haya sido de gran utilidad el contenido del post y tengas un poco más claro qué métodos de desinfección y esterilización se ajustan a tus necesidades. De todos modos, si te has quedado con dudas o quieres que PHS Serkonten ponga su experiencia y conocimientos a servicio de tu empresa, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte y lograr grandes resultados juntos.