residuos sanitarios
"Residuos sanitarios: clasificación y gestión"

Los residuos sanitarios de forma general, entrañan un alto riesgo biológico, lo que hace imprescindible una adecuada manipulación, clasificación, almacenamiento, retirada y posterior destrucción, para minimizar o eliminar el peligro que suponen para las personas y el medio ambiente.

Desde Ph Serkonten te contamos en este post un resumen para conocer cómo se planifica la clasificación de residuos sanitarios en hospitales, clínicas y otros centros sanitarios.

Pero antes de nada vamos a ver qué tipo de desechos se consideran residuos sanitarios:

“Son residuos sanitarios todo tipo de materias, productos, e instrumental desechado tras su uso en actividades sanitarias humanas, animales o de laboratorios e investigación”

Los residuos orgánicos e inorgánicos incluidos en la categoría de restos sanitarios se pueden presentar en estado sólido, líquido o gaseoso, incluyendo no sólo los residuos biológicos procedentes directamente de tejidos, fluidos, órganos, restos humanos y animales, o cultivos y vacunas, sino que también incluyen el instrumental, envases, prendas y todo tipo de materiales contaminados con sustancias de este mismo origen.

¿A qué sectores de actividad afecta la clasificación y gestión de residuos sanitarios?

La normativa en materia medioambiental y de gestión de residuos peligrosos, obliga a todos los sectores de actividad en los que se generan residuos sanitarios.

En este sentido la legislación vigente en clasificación, codificación y gestión de residuos de origen sanitario, fija protocolos de control, manipulación, almacenamiento, traslado interior, clasificación y entrega de estos desechos a las empresas acreditadas para su transporte seguro hasta los puntos de eliminación.

Dentro de las entidades obligadas, las principales son:

▶ Todo tipo de hospitales y clínicas del sector público y privado

▶ Centros de salud, y consultas de cualquier especialidad médica.

▶ Clínicas veterinarias

▶ Centro de investigación y facultades universitarias que impartan ciencias de la salud humana o animal.

▶ Todo tipo de laboratorios clínicos, bioquímicos, o que trabajen con residuos biológicos

▶ Farmacias y negocios que produzcan residuos de este tipo.

¿Cómo se clasifican los residuos sanitarios?

Existe una clasificación básica de este tipo de desechos en base al mayor o menor tipo de riesgo biológico que contienen, sus posibilidades de asimilación a residuos convencionales, y por último en atención a cuestiones éticas.

Cada Comunidad Autónoma tiene sus propias particularidades. De tal forma que la clasificación que ofrecemos es general.

Según esta clasificación, existen cuatro grupos de residuos sanitarios:

▶ Residuos del Grupo I, son desechos que se asimilan a los de tipo urbano

▶ Residuos del Grupo II, abarca una tipología de residuos no tipificados específicamente

▶ Residuos del Grupo III, son residuos peligrosos tipificados específicamente por su riesgo biológico

▶ Residuos del Grupo IV, son restos especiales recogidos en normativa específica por generar otros riesgos para la salud de las personas, peligros impacto medioambiental, o que incluye un componente ético.

¿Qué tipo de desechos se deben almacenar y gestionar separadamente en cada grupo?

Para saber qué tipo de desechos se incluyen en cada uno de los grupos de esta clasificación de residuos, y poder manipular, separar, almacenar y gestionarlos adecuadamente, a continuación, vamos a ver ejemplos de cada uno de estos tipos de residuos sanitarios.

Residuos del Grupo I

Aún estando tipificados en el conjunto de los residuos sanitarios, pertenecen a este grupo de desechos asimilables a los residuos urbanos todos aquellos residuos sólidos sin riesgo biológico, originados en actividades del sector sanitario, laboratorios, centros de investigación y resto de instituciones relacionadas con la sanidad.

En esta categoría se encuentran:

▶ Materiales de desecho de oficina, papel, cartón, envases plásticos, procedentes de actividad administrativas.

▶ Restos de basura orgánica e inorgánica generada en cocinas, comedores, cafeterías y restaurantes de instituciones sanitarias, incluyendo restos de alimentos crudos o elaborados, botellas y envases de plástico, vidrio, metal o cartón.

▶ Maquinaria y equipamiento médico desechado, mobiliario, camas y colchones, entre otros.

▶ Residuos higiénico sanitarios, y otros desechos producidos en el tratamiento de pacientes no incluidos en el grupo de infecciosos, o del grupo segundo y tercero.

▶ Restos de podas de jardinería, hojas y suciedad recogida de suelos de zonas convencionales.

residuos higiénicos sanitarios

Residuos del Grupo II

En este tipo de desechos se engloban residuos sólidos generados dentro de la actividad sanitaria no clasificada con riesgo biológico por contaminación infecciosa, que incluye los siguientes materiales:

▶ Lencería de camas, toallas, y tejidos procedentes del uso por pacientes sin enfermedades infecciosas.

▶ Todo tipo de material utilizado en curas incluyendo apósitos, gasas, algodones, compresas, vendas, y yeso entre otros.

▶ Prendas utilizadas por enfermos no infecciosos.

▶ Envases y recipientes para la recolección de muestras en pacientes sin enfermedades infecciosas.

▶ Residuos sanitarios procedentes de equipos utilizados en pacientes para perfusión, diálisis, sondas y catéteres.

▶ Desechables empleados para contener fluidos corporales como bolsas de diuresis, ostomía u otras.

▶ Resto de productos y materiales utilizados en atención sanitaria a pacientes no infecciosos.

Residuos del grupo III

Engloba residuos peligrosos por su alto riesgo biológico, por lo que no pueden ser eliminados sin segregación y tratamiento específico, al entrañar graves riesgos para la salud de quienes los manejan, el conjunto de la población y el medio ambiente.

En este grupo de residuos biológicos infecciosos se encuentran los siguientes:

▶ Restos de órganos, tejidos, y pruebas inmunológicas, procedentes de pacientes infectados con microorganismos patógenos.

▶ Residuos originados en la obtención de muestras, cultivos microbiológicos y segregados por enfermos infecciosos.

▶ Productos y material utilizado en quirófanos, hemodiálisis, paritorios y zonas restringidas con pacientes infecciosos.

▶ Restos de sangre y hemoderivados líquidos.

▶ Vacunas con virus vivos o atenuados.

▶ Residuos sanitarios procedentes de instrumental y material desechable cortante o punzante empleado en enfermos infecciosos, tales como agujas, tijeras, hojas de bisturí o lancetas.

Desechos originados en el tratamiento sanitario o investigación de animales infectados con virus y bacterias patógenas.

gestión de residuos especiales

Residuos del Grupo IV

Son restos específicamente sujetos a una gestión de residuos especiales, solicitada a requerimiento puntual, por su peligroso impacto sobre la salud de las personas, y su repercusión ambiental, aunque no tengan componentes infecciosos, pero además dentro de este grupo, se encuentran algunos restos que requieren una consideración especial de carácter ético.

Dentro de este grupo se incluyen los siguientes residuos sanitarios:

▶ Residuos citostáticos originados por el uso de restos de medicamentos con componente biológico y químico como reactivos, residuos que incluyen restos de metal u otros.

▶ Restos de materiales y residuos radiactivos.

▶ Medicamentos cuya fecha de caducidad se haya agotado

▶ Restos humanos con identidad procedentes de fallecimiento, extirpación de miembros, órganos, y abortos.

Si quieres saber más sobre la normativa que afecta a la clasificación de residuos sanitarios, aquí te dejamos un enlace al organismo oficial que actualmente regula esta materia a nivel nacional, aunque por comunidades autónomas existen diferencias y matices a la hora de clasificar y gestionar este tipo de restos procedentes de la actividad sanitaria.

En cuánto a la gestión interna también es necesario conocer los protocolos específicos de manipulación, envasado, tratamiento in situ, condiciones de almacenamiento y traslado en su caso hasta el punto de recogida, de la que te ofrecemos un resumen en nuestro artículo sobre la gestión de residuos biológicos.

El transporte y gestión posterior de este tipo de residuos siempre debe ser realizado por empresas acreditadas con la correspondiente licencia administrativa.

Y recuerda que, si necesitas soluciones para la gestión de residuos en tu negocio, Ph Serkonten te ofrece los mejores servicios higiénico sanitarios.

No dudes a la hora de contactar con nosotros y contarnos que necesitas, porque estaremos encantados de ofrecerte las mejores soluciones higiénico sanitarias, adaptadas a tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *