jabón desinfectante
"Jabón desinfectante: tipos, características, y falsos mitos"

En Phsserkonten, estamos muy familiarizados con todo lo que tiene que ver con higiene y desinfección, y por ello queremos hablarte en éste post de un producto indispensable en situaciones concretas. O de su otro uso más extendido como un servicio de calidad añadido. Entre los elementos con que se pueden dotar los espacios de aseo en lugares públicos, hablamos del jabón desinfectante.

 ¿Qué es el jabón desinfectante?

Un jabón desinfectante es una sustancia con componentes antisépticos, germicidas y antibacterianos, presentada en formato líquido, gel o espumoso, con distintas aplicaciones.

La aplicación más habitual es su uso para la higiene y desinfección de manos presionando el mecanismo del dosificador que lo contiene, sin necesidad de tocar un grifo, ni aclarar o secar posteriormente, lo que ayuda a mantener y alargar la desinfección al no precisar contacto con otro tipo de materiales que puedan estar contaminados con gérmenes.

En la composición de ingredientes para jabón desinfectante para manos, se utilizan alcoholes, y también pueden contener yodo en su composición, hipoclorito de sodio y permanganato de potasio en proporciones eficaces y reguladas por las autoridades sanitarias, para conseguir los resultados necesarios sin que produzcan riesgos en la salud de los usuarios.

Los desinfectantes con alcohol etílico en una proporción del setenta por ciento, eliminan las bacterias de la piel en un par de minutos, pero son ineficaces contra las esporas.

En la asepsia quirúrgica se emplean jabones antibacterianos y desinfectantes con compuestos como el ácido carbólico o el ácido fénico.

Jabón desinfectante para manos

Aunque en principio, los jabones especiales para limpieza y desinfección de manos aparecieron para paliar situaciones en las que había que conseguir una higiene de las manos en circunstancias de carencia de los elementos habituales de higiene y limpieza, progresivamente se han ido desarrollando formulas expresamente dedicadas a eliminar agentes patógenos,  con una eficacia superior a la que se consigue utilizando jabones convencionales.

Propiedades y características de los jabones desinfectantes

Para que una solución jabonosa sea realmente útil como desinfectante debe de contar con las siguientes características:

Tiene que ser una solución anti séptica con potencia bactericida de amplio espectro.

Equilibrar la eficacia aséptica reduciendo al mínimo los riesgos en su composición.

Presentarse en solución homogénea, y de rápida actuación.

De fácil adquisición y coste asumible.

¿Quién debe usar principalmente jabón desinfectante para manos?

jabones desinfectantes antibacterianosEl jabón desinfectante para manos, está indicado principalmente para su uso en el ámbito de los centros sanitarios para ser utilizado por médicos, cirujanos, auxiliares y, pacientes.

Pero también es recomendable su uso por veterinarios, ganaderos y otros profesionales que trabajan con animales, cocineros, camareros, técnicos de laboratorio, o cualquier otra actividad que requiera de una buena asepsia de manos.

¿Cómo hay que usar el jabón desinfectante para manos?

Aplica una cantidad suficiente para extender por toda la superficie de tus manos, y a continuación frota hasta que el producto se evapore totalmente, sin enjuagar con agua ni ningún otro líquido.

Para que el jabón desinfectante para manos sea efectivo, no debe existir una importante cantidad de suciedad y residuos en las manos, porque esto impediría que la fórmula actúe directamente sobre la piel. Por lo que previamente hay que desprenderse de la suciedad visible utilizando un jabón convencional.

Para entender mejor de que hablamos, pongamos como ejemplo unas manos manchadas de barro o grasa, para que el desinfectante actúe, habrá que eliminar previamente esas sustancias.

Tipos de jabones antimicrobianos o desinfectantes

  • Jabón para la higiene de manos:

Dado que las manos son un vehículo de transmisión continua de gérmenes, las soluciones jabonosas para desinfectar las manos son la mejor solución aséptica cuando incluyen una eficaz destrucción microbiana, de forma inmediata y con efectos residuales.

  • Jabones desinfectantes corporales:

Los jabones antimicrobianos, contienen entre sus componentes sustancias dermo-protectoras y con un pH similar al de la piel humana que es de 5.5. Su uso habitual está indicado para la higiene de pacientes previa a una intervención quirúrgica.

  • Jabones antibacterianos para el tratamiento del acné:

jabón desinfectante para la cara El uso del jabón antiséptico, es frecuente para eliminar la obstrucción de los poros con grasa y suciedad. Esta obtrucción ayuda a la reproducción de bacterias fomentando la aparición de las espinillas, muy frecuente en zonas como la frente, barbilla y nariz, dependiendo de la cantidad de grasa corporal, también aparecen en la espalda. La época en la que aparecen con mayor frecuencia es la pubertad, ayudados por los cambios hormonales, en estos casos los jabones con glicerina no resultan adecuados.

En las farmacias puedes comprar jabón antiséptico para el acné con los componentes más adecuados para el tratamiento, siempre dependiendo del tipo de piel que tengamos.

Falsos mitos: verdades y mentiras sobre jabones antimicrobianos y jabón desinfectante

  • Es verdad que los jabones aromáticos que habitualmente nos venden para usar en el tocador, no son los más adecuados para cuidar el cutis, porque contienen sustancias que resecan la piel.
  • No es cierto que lavarse la cara con un jabón neutro favorezca la aparición de arrugas, pero siempre es más recomendable hacerlo en combinación con agua fría para ayudar a mantener el tono muscular del rostro.
  • Está comprobado que aunque no falte en el botiquín de cada casa un bote de agua oxigenada para curar y desinfectar heridas, la oxidación que produce favorece más la aparición de cicatrices, que la utilización de jabón y agua para limpiar y desinfectar heridas pequeñas y rasguños.
  • Es cierto que utilizar gel a discreción para la higiene corporal, sólo garantiza un desequilibrio en el pH de la piel que puede causar dermatitis y otros problemas.
  • La piel de los bebés es tan sensible que no se puede limpiar con jabones o geles normales, por lo que deben de asegurar una composición hipo alergénica, y sustancias naturales.
  • Para que un jabón para manos tenga auténtico poder desinfectante, tiene que contener entre un sesenta y sesenta y cinco por ciento de alcohol, al que además se le añade glicerina y alguna sustancia emoliente.
  • No es menos cierto que algunos jabones desinfectantes contienen en su composición sustancias químicas como lejía.
  • También es verdad que los médicos recomiendan utilizar jabón neutro para la higiene íntima femenina, y así evitar la aparición de algunos problemas genitales.
  • Está comprobado que después de ducharnos con un gel agresivo que elimina la grasa protectora natural de nuestra piel, ésta reaparece en aproximadamente media hora, como parte de nuestros mecanismos de defensa.
  • Es cierto que en Estados Unidos se han prohibido una gran cantidad de sustancias químicas contenidas en jabones desinfectantes, retirando algunos productos, entre los que no se incluyen los desinfectantes para manos que se usan en centros sanitarios y asepsia quirúrgica.
  • Pero no es menos cierto que existe una gran discrepancia entre autoridades en la materia, que apoyan la idea de que, el jabón desinfectante es un producto seguro e indispensables para reducir el riesgo de infecciones que el uso de jabones comunes y agua no pueden asegurar.
  • La acción de los productos químicos para eliminar agentes patógenos se fundamenta en la destrucción de las paredes celulares de los microorganismos, funcionando por oxidación, antagonismo químico y otros procesos.

Cuándo hay que lavarse las manos

En cuestión de hábitos higiénicos personales, hay opiniones para todos los gustos, pero realmente existen situaciones en las que lavarse las manos resulta imprescindible, y estamos seguros de que estarás de acuerdo con nosotros:

  • Después de utilizar el inodoro, aunque entre el género masculino, también hay quién además también prefiere hacer un lavado de manos previo. Pero en cualquier caso hay que observar la importancia de lavarse las manos siempre después, para preservar no sólo nuestra propia higiene personal, sino también la de los que nos rodean.
  • Antes, durante y después de la manipulación de alimentos, y sus preparaciones es fundamental mantener una adecuada higiene de las manos.
  • Antes de comer, e incluso después, si fuera necesario.
  • Inmediatamente después de acariciar o coger animales.
  • Antes de tocar a un bebé.
  • Con jabón normal o jabón desinfectante, siempre hay que lavarse las manos antes y después de atender a un enfermo.
  • Después de realizar trabajos de jardinería con abonos y tierras.
  • Los niños deben lavarse las manos siempre después de jugar en parques.
  • Cuando llegues a casa después de agarrarte a asideros de transporte público, manejar dinero o estrechar manos de desconocidos.
  • Después de manipular productos químicos sin usar guantes.

forma correcta de lavarse las manosCómo lavarse correctamente las manos

Para lavarse las manos con eficacia. Cada lavado de manos debe realizarse frotando unos veinte segundos, y con una duración total de aproximadamente un minuto, realizando los siguientes pasos:

  • Para comenzar el lavado de manos hay que empezar por mojarlas con agua totalmente y agregar jabón.
  • Empezar frotando una palma contra la otra, y luego sobre la parte superior primero de una mano y luego de la otra, enjabonando también las muñecas.
  • Luego seguir frotando con los dedos entrecruzados haciendo movimientos deslizándolos hacia arriba y hacia abajo.
  • Retirar todo el jabón de las manos y muñecas con abundante agua.
  • Y acabar de lavar las manos secando totalmente.

Generalmente el uso de los jabones antimicrobianos suele ser con las manos en seco, a modo de limpiador sin necesidad de agua.

El uso del jabón desinfectante es variado y se adapta como has podido leer a las necesidades en cada momento, debido a sus componentes ya citados, es habitual su uso en profesiones relacionadas con sanidad o industria alimentaría.Nosotros te ofrecemos soluciones higiénicas a la medida.

Haznos tus consultas para instalaciones de todo tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *