Control de la Legionella
"Guía técnica para la Prevención y Control de la Legionella"

¿Quieres saber la importancia de la prevención y control de legionella?

La legionellosis es una enfermedad producida por bacterias ambientales que habitan en el aire y en el agua. Esta enfermedad se suele presentar de dos formas: La infección pulmonar o “Enfermedad del legionario” que es el caso de mayor riesgo o “Fiebre de Pontiac” que presenta síntomas leves como la fiebre.

Su transmisión es solo por vía respiratoria.

Si no conoces lo que es la legionella, cuáles son los lugares en los que existe un mayor riesgo de propagación o quienes pueden padecerla, continúa leyendo. Trataremos además dudas frecuentes y medidas preventivas para esta enfermedad, pero si lo que estás buscando es una empresa especializada en la prevención o control de legionella para pedir asesoramiento o contratar sus servicios, al final de este artículo te hablo sobre Serkonten, una empresa especializada en este campo pero que además ofrece otros servicios de higiene y desinfección como purificadores de aire o contenedores sanitarios e higiénicos para mejorar la imagen de las empresas y evitar problemas higiénicos o sanitarios. ¿Comenzamos?

Control de la Legionella

Control de Legionella: ¿En qué consiste esta enfermedad?

En primer lugar, puede que no estés muy familiarizado con el término Legionella o con Control de Legionella.

La legionella es una bacteria o microorganismo ubicuo, es decir, que está presente en todas partes. Vive en el ambiente y además en todo tipo de hábitats acuáticos: ríos, lagos, estanques, etc.

La legionellosis es una enfermedad producida por la bacteria de la legionella y se presenta como una infección pulmonar o neumonía.

Los síntomas son los mismos que para una neumonía: Fiebres altas, tos seca, dolores musculares y de cabeza, escalofríos y solo en algunos casos diarreas.

Hay personas que ni se enteran cuando sufren esta enfermedad y otras a las que incluso puede llegar a provocarles la muerte. Esto se debe a que esta enfermedad puede presentarse de dos formas. El caso más leve como he citado anteriormente es la fiebre de Pontiac, en la que los síntomas son menos agudos y pueden llegar a no ser percibidos por el que padece esta enfermedad.

El control de legionella es un servicio que ofrecen empresas especializadas con el fin de prevenir y controlar esta enfermedad. Todas las acciones encaminadas a que no se propague está bacteria forman parte del control de legionella.

Control de legionella: ¿Cómo llega esta bacteria a las personas?

La legionella habita en el aire y en el agua. Puede acceder y colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades. Llega a los sistemas de agua sanitaria a través de su red de distribución. También puede colonizar torres de refrigeración u otras instalaciones como spas, jacuzzis, duchas, humificadores, etc. en las que tienden a multiplicarse. Por el riesgo que conlleva a continuación citaré los lugares o tipos de instalaciones en los que puede aparecer la legionella:

  • Los sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) tales como calderas, depósitos o calentadores.
  • Los sistemas de agua fría de consumo humano están constituidos por un sistema de aporte de agua, un depósito y una red de distribución que es donde hay que tener especial cuidado ya que los grifos y duchas pueden producir la pulverización del agua y la formación de aerosoles.
  • Las torres de refrigeración: Son estructuras utilizadas para disminuir la temperatura del agua. Suele tener un uso industrial en plantas petrolíferas, de energía o gas natural.
  • Los condensadores evaporativos que son circuitos de refrigeración semiabiertos y equipos de enfriamiento evaporativos.
  • Los equipos de terapia respiratoria como inhaladores, respiradores, etc. ya que entran en contacto con las vías respiratorias.
  • Los humidificadores y humectadores que se utilizan para humedecer una materia.
  • Conductos de aire acondicionado
  • Sistemas de agua con agitación constante en piscinas climatizadas.
  • En instalaciones termales o spa.
  • Fuentes ornamentales ya que a menudo se utilizan no solo como elemento decorativo sino como torres de refrigeración.
  • Sistemas de riego por aspersores
  • Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios.

Control de la Legionella

¿Cómo se contagia la legionella?

Hasta ahora no ha habido ningún caso de contagio de una persona a otra. Para sufrir el contagio de esta bacteria debe ser a través del aire: debe inhalarse. Esta bacteria entra en los pulmones a través de su inhalación cuando en la instalación hay algún tipo de mecanismo productor de aerosoles (aspersores, duchas, torres de refrigeración, sistemas de aire acondicionado, etc.)

Se multiplica a temperaturas de entre 20 y 45 grados. No se contagia por la ingestión de agua o alimentos contaminados.

Control de la Legionella

Control de legionella: ¿Quiénes pueden padecerla?

Cualquier persona puede padecer legionellosis, sin embargo, es más común que aparezcan casos en personas mayores o en aquellos que tengan el sistema inmunológico debilitado por alguna enfermedad pasada o por estar siendo sometidos a algún tratamiento médico. Los fumadores también son más propensos a padecerla. Es difícil que afecte a niños durante la etapa de la infancia. También es más común que afecte a hombres que a mujeres.

A continuación, se citan las causas de riesgo más importantes:

  • Edad avanzada
  • Sexo masculino: Hombres y sobre todo de cierta edad
  • Consumidores de tabaco: Fumadores
  • Consumidores frecuentes de alcohol: Alcoholismo
  • Personas con sistemas inmunodeprimidos
  • Personas que padezcan enfermedades como cáncer o diabetes.
  • Las enfermedades respiratorias crónicas son otro importante factor de riesgo.

Control de legionella: ¿Cómo puede prevenirse?

El control de legionella o su prevención no depende directamente de los ciudadanos, y aunque se estudia cómo controlarla en cursos de atención sociosanitaria, no se puede hacer nada por prevenirla ya que el contagio es por inhalación y no de persona a persona. Del control de legionella deben ocuparse los titulares de instalaciones. La administración hace controles en los que comprueba si se lleva a cabo una correcta limpieza y desinfección.

La legionellosis es una enfermedad de declaración obligatoria que bebe controlarse por ley.

Control de legionella: ¿Cómo se trata la legionellosis?

Esta enfermedad se trata con antibióticos en la mayoría de los casos. Si la gravedad del paciente lo requiere pueden utilizarse otras medidas, pero lo más común es lograr la recuperación del paciente  a base de antibióticos.

Control de legionella: ¿Existen riesgos domésticos con el aire acondicionado?

No, las instalaciones de aire acondicionado domésticas no tienen circuitos cerrados de agua por lo que no hay posibilidad de que la bacteria se multiplique.

¿Qué es un brote de legionellosis?

Cuando se da un gran número de casos de afectados por legionellosis en un mismo lugar y al mismo tiempo.

Prevención y Control de legionella: Acciones profesionales

Es fundamental el control de legionella en la fase de diseño de las instalaciones ya que existe la posibilidad de contaminación por agentes biológicos, sobre todo en las de climatización de aire.

Los métodos de prevención y control de legionella no son 100% eficaces ya que la bacteria de la legionella como se ha mencionado anteriormente es ubicua (omnipresente) y por otra parte es mucho más resistente que otro tipo de microorganismos. Por lo que su erradicación total es ilusoria.

Sin embargo, si existen medidas para la prevención y control de legionella que podrían dividirse en 2 categorías: Las relativas al diseño y montaje de las instalaciones y las relativas a su mantenimiento y utilización.

Control de la Legionella

Acciones de prevención y control de legionella en el diseño y montaje de las instalaciones

Estas acciones se encaminan a impedir el desarrollo de esta bacteria evitando crear un ambiente propicio para su desarrollo:

  • Estas bacterias se desarrollan a temperaturas entre 20 y 45 grados por lo que es conveniente evitar estas condiciones mediante el uso de aislamientos térmicos.
  • Limitación de nutrientes como superficies de madera.
  • Eliminación de zonas en las que se pueda estancar el agua para evitar la recolonización del sistema.
  • Elementos separadores de gotas en los aparatos en los que se generan los aerosoles.

Estas acciones son sólo algunas del total que llevan a cabo las empresas de control de legionella.

Acciones de prevención y control de legionella relativas a la explotación de instalaciones

Resulta fundamental abordar esta problemática desde su totalidad, es decir, la implicación de todas las partes afectadas en este proceso, desde los encargados del diseño de estas instalaciones, los responsables del abastecimiento de agua, el mantenimiento, higienización y desinfección, etc.  Todas ellas deberán extremar las medidas de precaución para abordar esta problemática.

Los tratamientos tanto de prevención como de control de legionella deben de ser personalizados, es decir, deben adaptarse a cada tipo de instalación local ya que cada uno tiene unas necesidades y unas características técnicas diferentes y específicas. Para ello lo mejor es contar con una empresa especializada en este sector que cumpla con la normativa y sea eficaz.

Para la prevención de legionella se utilizan tratamientos tanto físicos como químicos.

Si quieres leer más información sobre Real Decreto 865/2003, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionellosis, te dejo este enlace.

Y tú ¿Necesitas una empresa especializada en el control de legionella?

Serkonten es una empresa especializada en el control de legionella y otro tipo de plagas que cuenta con una vasta experiencia e importantes clientes que avalan la eficacia y calidad de sus servicios. Una plaga como la legionellosis puede afectar de manera muy negativa a la imagen y reputación de una empresa por lo que ¿A que estás esperando para pedir asesoramiento?

Print Friendly, PDF & Email

Post Comment One comment on “Guía técnica para la Prevención y Control de la Legionella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *